Encabezado_ServicioSocial

Las personas jóvenes enfrentan un problema de discriminación estructural que es reproducido por el Estado, la sociedad y el sector privado. Dado que se les percibe como amenaza para la cohesión social, muchas veces se les excluye de espacios y oportunidades laborales o educativas, y se impide el reconocimiento de sus derechos, especialmente los sexuales y reproductivos. Es común que las y los jóvenes enfrenten discriminación por su condición social, su apariencia física (ligada a su condición económica), la escuela donde estudiaron, el lugar donde viven, o incluso sus publicaciones en redes sociales. Todas estas acciones contribuyen a que la mayoría de las personas jóvenes de México se mantenga en pobreza o no pueda ascender socialmente.

El desafío más importante es combatir las causas de la pobreza entre las personas jóvenes mediante estrategias integrales, se necesitan acciones integrales sobre las causas de la deserción escolar, especialmente los problemas económicos de hogares donde viven las y los jóvenes, la percepción de que es más útil dedicarse a otras actividades porque la educación ya no funciona como medio para la movilidad social, los entornos de violencia en hogares, escuelas y comunidades donde viven y, en el caso de las jóvenes, los embarazos adolescentes (que también contribuyen a otros problemas). 

Juventud en Ocosingo

Además, es necesario convertir a las escuelas a las que ellas y ellos asisten en espacios seguros para la expresión de sus diversidades, libres de acoso y violencia. En Ocosingo la juventud es una población abandonada por parte de los programas sociales y/o instancias donde ellos puedan hacer su servicio social, son escasos los lugares en donde ellas/os puedan reivindicar sus derechos, no les brindan las herramientas y valores para el cambio social para que puedan identificar sus potencialidades, así como sus áreas de oportunidad y se desenvuelvan plenamente y en el futuro puedan ser ciudadanos/as activos.

¿Para qué participar en comunidad?

Jóvenes del CBTA 91 de Ocosingo, Chiapas realizan actividad de reflexión.
Mujeres jovenes del servicio social realizando una dinamica para reforzar el trabajo en equipo.

Desde el año pasado hemos reforzado nuestra alianza con el CBTA 91 en donde se ha llevado a cabo procesos formativos con hombres jóvenes sobre nuevas masculinidades y a partir de esas reflexiones, concientización y el compromiso que se muestra, maestros de la preparatoria han mostrado interés para que jóvenes puedan realizar su servicio social con nosotros y puedan conocer nuestras metodologías del trabajo y refuercen sus aptitudes, así como sus actitudes. Desde el mes de octubre Xilotl recibió a 12 hombres y 6 mujeres jóvenes de la cabecera municipal para que realicen su servicio social con el objetivo de mujeres y hombres jóvenes fortalezcan sus capacidades y habilidades para realizar estrategias de intervención que permita revertir el proceso de exclusión de la juventud y promuevan la defensa de su cultura, el reconocimiento de sus derechos y la protección del medio ambiente en el municipio de Ocosingo.

Trabajo en equipo

Chicas de Ocosingo realizan actividad para el reforzamiento del trabajo en equipo.

En estos 3 meses ellos han llevado un proceso formativo personal para que los siguientes tres meses ellos puedan empezar a aplicar lo aprendido en sus barrios o bien en actividades puntuales en las comunidades para que ellos puedan ser agentes de cambio para el buen vivir de sus comunidades y que les pueda servir es el futuro en su proceso de desenvolvimiento personal, educativo y laboral.

Etiqueta_Juventud_Notas
Etiqueta_Notas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *