Efraín Promotor Xilotl

En la región de Ocosingo y Chilón, las esperadas lluvias finalmente han llegado a mediados de junio, brindando un respiro para algunas milpas que se han recuperado. A pesar de los desafíos del cambio climático y las lluvias erráticas y escasas, la esperanza de tener una producción de maíz y frijol se mantiene viva.

La adaptación es clave para enfrentar el cambio climático, y los agricultores locales están demostrando su compromiso con Xilotl A.C. al asumirse como “promotores comunitarios” en formación. Tanto hombres como mujeres en la zona están trabajando para equilibrar la resistencia a perder sus sistemas culturales y bioculturales con la necesidad de innovar y cambiar para no ser arrasados por la modernidad y el consumismo.

La recuperación de milpas, frijoles y hortalizas es una muestra de esta adaptación. En el mercadito de Las Tazas, se ha discutido ampliamente sobre la importancia de las especies criollas y su contribución a la seguridad y autonomía alimentaria. Estos agricultores han analizado también los riesgos asociados con la entrada de semillas supuestamente mejoradas y transgénicas, que dependen de insumos externos para su producción, a diferencia de las semillas nativas que están perfectamente adaptadas al ambiente, al manejo y a la tradición culinaria.

Conscientes de la necesidad de mantener la diversidad agrícola y preservar las prácticas ancestrales, las comunidades locales están tomando medidas para enfrentar los desafíos que el cambio climático presenta. Su compromiso con la innovación y la sostenibilidad son ejemplos valiosos en un mundo en constante transformación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *