CAJAS DE AHORRO: ALTERNATIVAS DE DESARROLLO RURAL QUE PROMUEVEN EL EMPODERAMIENTO LOCAl

La caja popular o de ahorro es un sistema de crédito y ahorro con tasas menores que en una institución financiera formal, es una organización comunitaria integrada por hombres y/o mujeres que aportan periódicamente el capital social, mantienen lazos de confianza así como de respeto entre los asociados. Están enfocadas primordialmente a satisfacer las necesidades productivas o individuales (previstas y no previstas) de las personas participantes aportando de igual forma beneficios a la comunidad.

El comité de dirección de la comunidad de las Tazas obtienen nuevos conocimientos para enseñar en concordancia a su grupo de ahorro.
El comité de dirección de la comunidad de las Tazas obtienen nuevos conocimientos para enseñar en concordancia a su grupo de ahorro.

Estos sistemas aparecieron por primera vez en Europa a mediados del siglo XIX para ayudar con los mecanismos de ahorro de las clases populares y como un medio de financiamiento para los pequeños productores que no tenían acceso a las grandes instituciones financieras de la época para que pudieran adquirir créditos a bajos costos y adecuados a su situación. En el medio rural las cajas populares son una alternativa de desarrollo que estimulan el ahorro local, benefician actividades productivas y mejoran la economía de familias y comunidades. Fungen como medio de cohesión y promoción de valores morales y éticos que propician solidez en la estructura organizativa comunitaria.

En la comunidad de Rosario Pacaya 14 mujeres se inscriben e inician su ahorro.

Estas iniciativas resultan efectivas cuando se agrega capacitación y un enfoque de género como uno de sus componentes, resulta imprescindible la promoción de la participación activa de la mujer que históricamente ha sido desvalorizada y se enfrenta en su día a día a desigualdades estructurales, políticas y socioeconómicas que limitan su reconocimiento y la valoración de su trabajo productivo, reproductivo y comunitario. En las comunidades de las Tazas, Nuevo Rosario y Pacaya de la Selva Lacandona se han conformado 3 cajas de ahorro integradas por un total de 53 mujeres, este proceso ha contribuido a la formación de hábitos y prácticas de ahorro de las familias y ha propiciado una mayor participación de la mujer lo que se ha visto reflejado en el plano personal y colectivo.

El comité de dirección de la comunidad de Nuevo Rosario realizan la contabilidad del ahorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.